EspañaLa última Instituto Internacional de Prensa (IPI) informe sobre el país ha encontrado “peligros evidentes para el libre flujo de información” en el estado español. También ha puesto de manifiesto que la falta de aplicación de la 2010 Disposiciones de la Ley audiovisual sobre la regulación de la radio comunitaria es una amenaza para los ciudadanos derecho a comunicarse.

“IPI está preocupado por la negativa del gobierno español para cumplir con el requisito de desarrollar un marco regulador para los medios comunitarios. Esta inacción manifiestamente viola el derecho de los medios comunitarios para operar como parte de un entorno mediático plural tan claramente establecido por la 2010 Ley de Radiodifusión.”

Además, el informe IPI señala los peligros planteados por la controvertida legislación sobre seguridad pública, tales como el “Ley Mordaza” la “Ley Mordaza”. “Entre otras cosas, la ley castiga el uso no autorizado de las imágenes de policías, así como el hecho de no mostrar el debido respeto hacia la policía, con fuertes multas. La medida se había convertido en un pararrayos desde el momento en que se anunció primero, ya que fue presentada en medio de una ola sin precedentes de protestas públicas en España, muchos de los cuales fueron una respuesta al programa de austeridad del gobierno actual, y el que han participado los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, así como, en algunos casos, casos de supuesta agresión policial contra periodistas. Mientras que el Partido Popular ha caracterizado la ley si es necesario para proteger el orden público y la prevención de la violencia, se está librando una batalla solitaria en el tribunal de la opinión pública nacional e internacional,” advierte el informe.

El IPI también ha pedido al gobierno español para restaurar la independencia de la cadena pública del país. “En abril 2012, sólo cinco meses después de la toma del poder, el actual gobierno emitió un decreto ejecutivo el desguace de la exigencia de una mayoría de dos tercios del Parlamento al nombrar a los miembros de la junta directiva de la cadena pública española. El nuevo procedimiento permite la designación por mayoría absoluta permite a la fiesta de la influencia indebida de gobierno sobre la composición de la junta directiva y, por extensión, posiciones editoriales clave. Desde el cambio, RTVE ha sido sitiada con acusaciones de parcialidad y manipulación de la cobertura de noticias, dando lugar a una queja ante el Parlamento Europeo en abril de 2015.”

Además, el informe denuncia la falta de un órgano regulador independiente, como “en 2013, el Parlamento controlado por el Partido Popular aprobó una ley que tirar un logro fundamental de la España de 2010 Ley General de Radiodifusión: la creación de un independiente, regulador de emisión específica del sector, algo España había carecido anteriormente. La 2013 ley rodó funciones del regulador de difusión en un "superregulator" - con competencias adicionales en aeropuertos, ferrocarriles, el servicio postal y el mercado de la energía - cuya 10 miembros son nombrados directamente por el gobierno sin consulta del Parlamento.”

Unirse a la Instituto Internacional de Prensa (IPI) en la emisión de las recomendaciones fueron la Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), la Federación Europea de Periodistas (FEP) y con sede en Madrid laPlataforma en Defensa de la Libertad de Expresión (PDLI).

Lea el informe en línea / Descargar