Reconociendo que la radio comunitaria es un medio ideal para el fomento de la libertad de expresión y de información, el desarrollo de la cultura, la libertad de forma y confrontar las opiniones y la participación activa en la vida local; observando que las diferentes culturas y tradiciones conducen a la diversidad de las formas de la radio comunitaria; esta Carta identifica objetivos que las radios comunitarias comparten y deben esforzarse por lograr.

Las radios comunitarias:

1. promover el derecho a la comunicación, ayudar al libre flujo de información y opiniones, fomentar la expresión creativa y contribuir al proceso democrático y una sociedad pluralista;

2. proporcionar acceso a la formación, las instalaciones de producción y distribución; fomentar el talento creativo local y fomentar las tradiciones locales; y ofrecer programas para el beneficio, entretenimiento, la educación y el desarrollo de sus oyentes;

3. tratar de tener su representante propiedad de comunidades geográficamente reconocibles locales o de comunidades de interés común;

4. son editorialmente independiente del gobierno, instituciones comerciales y religiosas y los partidos políticos en la determinación de su política del programa;

5. proporcionar un derecho de acceso a los grupos minoritarios y marginados y promover y proteger la diversidad cultural y lingüística;

6. tratar de informar con honestidad sus oyentes sobre la base de información obtenida de diversas fuentes y proporcionar un derecho de réplica a cualquier persona u organización sujeta a efectuar declaraciones falsas;

7. se establecen como organizaciones que no se ejecutan con el fin de aprovechar y garantizar su independencia al ser financiado de una variedad de fuentes;

8. reconocer y respetar la contribución de los voluntarios, reconocer el derecho de los trabajadores asalariados a afiliarse a sindicatos y proporcionar condiciones de trabajo satisfactorias para ambos;

9. operar gestión, prácticas de programación y de empleo que se oponen a las discriminaciones y que están abiertos y responsable a todos los partidarios, el personal y los voluntarios;

10. fomentar el intercambio entre las emisoras de radio comunitarias utilizando las comunicaciones para desarrollar un mayor entendimiento en apoyo de la paz, tolerancia, la democracia y el desarrollo.

Adoptada el 18 Septiembre 1994 y Ljubljana, Eslovenia en la primera Conferencia de AMARC Pan-Europea de Radios Comunitarias