AMARC Europe is proud to announce the beginning of a new project supported by UNESCO, “ Fostering digital communication rights for community media”.

In continuation with its strategic global perspective, AMARC wishes to fulfil its role promoting participatory democracy and active citizenship through the defence and advancement of community media.

In order to turn this aspiration into action, AMARC is strengthening its involvement in the promotion of the right to communicate in the digital sphere and in particular in relation to digital terrestrial broadcasting, transition and use of digital distribution methods, in line withUNESCO Community Media Sustainability Policy Papers,adopted in 2016.

This project will extend and reactivate the debates raised since few years in the domain of digital communication rights in several, regions covered by AMARC members.

ICTs and mobile telephony are opening up new frontiers for community broadcasters. For example, the mobile telephone, when used on its own provides person-to-person information and communication possibilities. However,when we combine it with a community radio station, it becomes a dynamic “collective” communication tool. In this way, mobile telephones can help to empower marginalized communities to become active participants in community dialogue, each contributing his or her own experiences and ideas.

In the transition from analogue to digital terrestrial broadcasting (DAB +), and in line with UNESCO community media sustainability policy papers “.. A key issue is ensuring that community broadcasters have access to the same ‘equitable’ portion of the frequency spectrum that they had in the analogue world. However, transmission works in fundamentally different ways in the digital environment, at least with most modern technologies, and this requires morecarefully tailored regulatory approaches”.

Three aspects will be considered:

  1. Reserving spectrum
  2. Mitigating costs of the shift from analogue to digital broadcasting
  3. Approaching the wider challenges of convergence

The general objective of this project isto raise the number of countries that have strengthened policies for adequate and tailored audio-visual regulationin the digital broadcasting sphere in favour of community media. At the end of the project,at least 5 countries will have taken steps to strengthen those policies.

Beyond European borders, AMARC Europe has already indentified some possible countries where to concentrate the efforts. In the Asian Region,Bangladesh and its BNNRCwill partner the initiative, as well asURACin Senegal and theCommunity Media Network in Jordan. More countries will be involved in Central and Latin America.

Promoting national legal standards or recommendations for Audiovisual Regulatory Authorities and other policy-makers affecting community media remains an outstanding challenge. We are ready for it. Together we are stronger.

La UNESCO está aceptando nominaciones para Premio Libertad de Prensa UNESCO / Guillermo Cano 2020.

Este premio fue establecido por el Consejo Ejecutivo de la UNESCO, en 1997, en honor de Guillermo Cano, periodista colombiano que murió en el ejercicio de su profesión. Su objetivo es premiar cada año a una persona, organización o institución que haya hecho una contribución notable a la defensa y / o promoción de la libertad de prensa en cualquier lugar en el mundo, especialmente si los riesgos se han involucrado.

Concedido anualmente, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 de mayo), el Premio está marcada por una ceremonia y el ganador se presenta con la suma de US $ 25.000. En 2020, el Premio está programado para ser otorgado el 23 de abril.

La UNESCO ha anunciado el tema de este año para el Día Mundial de la Radio: Diversidad.

“La radio es un medio poderoso para la celebración de la humanidad en toda su diversidad y constituye una plataforma para el discurso democrático. A nivel mundial, la radio sigue siendo el medio más consumido. Esta capacidad única para llegar a la más amplia audiencia de radio medio puede dar forma a la experiencia de una sociedad de la diversidad, de pie como un espacio para todas las voces se manifiesten, ser representados y escuchados. Las estaciones de radio deben servir a diversas comunidades, ofreciendo una amplia variedad de programas, puntos de vista y de contenido, y reflejar la diversidad de los públicos en sus organizaciones y operaciones. “

Para obtener más información, visite el sitio web del Día Mundial de la Radioaquí

AMARC Europa invitó Damian Loreti (Consejo Internacional de AMARC) para reflexionar sobre este año de Prensa UNESCO Libertad Día tema: “Medios para la Democracia: Periodismo y Elecciones en tiempos de desinformación”

En 2016 el Diccionario Oxford eligió el término “post-verdad” como la palabra del año, en un contexto en el que la circulación incesante de información mediada por las redes sociales en la actualidad nos ha puesto frente a la necesidad de discernir entre información exacta, inexacta , (noticia falsa) verdadera o falsa.

In many cases we talk about specially developed information (or content) aimed at carefully developed user profiles, based on the non-consensual use of personal data (interests, friends, schedules, cultural consumption, etc.). These are forms of communication assisted by filters based on algorithms or artificial intelligence that process huge volumes of data and can self-perfect their performances (machine learning), initially to publicize products. Digital platforms, initially unaware of the information/opinion/entertainment relationship, have begun to worry and put in place measures to mitigate what they will consider as manipulation. For this they decided to appeal in some cases to third instances of verification. Although it is not the central motive of this collaboration, it would also be necessary to meditate on who verifies the verifiers because the complaints of those contracted by these companies are already public due to pressures of a different nature.

Damian Loreti recibió un doctorado en Ciencias de la Información de la Universidad. Complutense de Madrid y es abogado y profesor con el foco en la libertad de información en el Departamento de la Universidad de Buenos Aires Comunicación.

La incidencia de noticias falsas o no del todo cierto, se supone, había afectado el resultado de procesos políticos cardinales de la realidad del mundo como la elección de Donald Trump a la presidencia de los EE.UU., el referéndum para la salida de Gran Bretaña de la europea Unión (Brexit) o ​​el plebiscito para el acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC y las elecciones presidenciales en Brasil. Sin embargo, no todo es lo mismo.

When we speak of post-truth, according to Oxford, we refer to “circumstances in which objective facts have less influence on the formation of public opinion than appeals to emotion and personal belief”. That is, the reinforcement of a certain ideological perspective through emotional elements or rather a kind of “to each one what each one wants to hear”. In some cases, with inaccuracies, credibility, exaggerations or, in other cases, with smooth and plain fallacies. It would be, in some way, the non-relation between a proposition that is presented as legitimate and the facts to which it refers.

On the other hand, the fake news appear as news, stories, images or any type of falsified contents with a certain intentionality. That means putting into circulation with a deliberate objective of advocacy in the public sphere. This is not entirely new. In 1898, American press tycoon William Randolph Hearst sent the cartoonist Frederic Remington, who telegraphed his boss from Havana saying: “Nothing special. All is calm. There will be no war. I would like to go back”. Hearst’s strict response was: “Provide drawings, I will provide the war”. The subsequent putting into circulation of images and information that sought to act on feelings pushed the war. Thirty years later, in a similar way, but with innocent entertainment objectives, Orson Welles staged another war. Through the antennas of the Columbia Broadcasting System, a fictional extraterrestrial invasion was broadcast in “The War of the Worlds” but narrated with the construction tools of informative verisimilitude of the moment, which motivated enormous signs of panic in the streets of New York.

La discusión en torno a la veracidad de la información, la manipulación de datos e información y la proliferación de rumores con el propósito de influir en la formación de la opinión pública, volcando los resultados electorales o generando alteraciones en los mercados se remonta, como hemos dicho, mucho más allá la aparición de las redes sociales.

Más bien, se presenta como un desafío inherente a la conformación de la esfera pública y al papel de los medios de comunicación en la construcción de estereotipos, ideas consensuadas y la estigmatización de todo disenso en las democracias contemporáneas.

This context poses new challenges for community media. Especially in countries that have become refractory to participation as the soul of democracy, to “memory, truth and justice” policies related to human rights violations or even to the events of the wars that have taken place. But the challenges to be faced are no more serious than fighting for the consolidation of the sector in times (past and present) of persecution and dictatorships and autocracies.

The closeness with our audiences puts us in a place. Being close to our audiences puts us in a privileged place to be those who – as always – have to contribute to the right to communication and, above all, to have accurate information. This concept, which has generated great debates about its implications and consequences, is not a purely legal concept that has been debated.

Las radios comunitarias no necesitan leyes o reglamentos, y menos que no necesitan Ministerios Verdad para verificar como verdadera y exacta que somos. Cuando nos persiguen la razón no se basa en decir mentiras. La razón es nuestra búsqueda constante y obstinada de la verdad. La verdad comprometida con los valores de los pueblos, los derechos humanos, la democracia y la justicia social.

El nuevo contexto nos obliga a ser más imaginativos en términos de alianzas y la incorporación de tecnologías. No cambiar principios. La creación de redes comunitarias que se enfrentan los monopolios de infraestructura son un ejemplo entre muchos.

Nuestra razón de ser - dijimos en los “14 Principios” - es promover el desarrollo social, los derechos humanos, la diversidad cultural y lingüística y la pluralidad de informaciones y opiniones, los valores democráticos y la satisfacción de la comunicación social y la convivencia pacífica. cómo garantizar el acceso y la participación de todas las razas, etnias, géneros, orientaciones sexuales y religiosos.

Las experiencias enseñan que los propietarios de las plataformas no suelen creen en esto y que también censor. Pero las censuras caen sobre los más vulnerables. Por eso es el momento de ratificar nuestras creencias y principios. Por cualquier medio.

En enero y febrero de 2017, Michael Nicolai, Presidente de AMARC Europa, junto con la radio-artista Ralf Wendt (Radio Corax), visitó las radios comunitarias de la India por invitación del Cátedra UNESCO de medios comunitarios en la Universidad de Hyderabad y se reunió con representantes de las radios comunitarias en la India UNESCO en Nueva Delhi. Mientras que los activistas de la radio comunitaria de la India estaban interesados ​​en la situación europea de la radio comunitaria, y en especial su papel frente a la situación de los refugiados y los migrantes que vienen a Europa, tuvimos la suerte de recibir una introducción intensiva a la situación de la India de la radio comunitaria por profesor Vinod Pavarala, presidente de la UNESCO sobre los medios comunitarios, y su equipo, especialmente el profesor K. Kanchan Malik.

Desde sangham Radio en el pueblo de Pastapur salió al aire en 2008, más de 200 estaciones de radio empezó a emitir por toda la India. Aproximadamente la mitad de estos radios comunitarias indígenas tienen licencia para las ONG que trabajan en el campo de la mejora de vida y la situación de las personas, mientras que la otra mitad tienen licencia para Universidades y centros de investigación agrícola. Muchas de las estaciones de radio estaban activos en las comunidades muchos años antes de haber comenzado a usar la radio comunitaria como una herramienta social para comunicarse dentro de la comunidad. Esta es la forma en todas las estaciones de radio comunitaria que visitamos están trabajando. La radio comunitaria en la India se les permite transmitir dentro de un radio máximo de 25 kilómetros.

Bol Hyderabad es una estación de radio comunitaria basado en el campus ubicado en la Universidad de Hyderabad, Gachibowli. Además de proporcionar información a la comunidad universitaria, la estación transmite durante todo el año en cuatro idiomas -inglés, hindi, telugu y urdu que hubieran servir a las comunidades en un radio de 15 kilómetros de Gachibowli.

Bol de Hyderabad comunidad es muy diversa, que abarca a los estudiantes universitarios, funcionarios públicos, educadores, profesionales de TI, académicos y otros residentes. Por ejemplo Bol Hyderabad proporcionará tiempo en el aire a un grupo de niños periodistas que están produciendo papeles de la pared hasta el día de hoy para señalar las condiciones inaceptables en los barrios pobres de Hyderabad, en la que viven, como una manera de cambiar y desafiar a sus condiciones de vida.

sangham Radio, La primera estación de radio comunitaria rural de la India, tiene licencia para la ONG Deccan Development Society. Its name, sangham Radio se refería a colectivos de aldeas locales de mujeres y es la parte de la obra de la Sociedad de Desarrollo Deccan. sangham Radio se pretende dar voz a los excluidos en general, y para las mujeres en particular.

Se trata de una radio propiedad, administrados y operados por las mujeres desde los márgenes de la sociedad, las personas que han sido excluidas en su mayoría en los foros públicos. sangham Radio se centra en cuestiones como la soberanía alimentaria, la soberanía de semillas, Salud Autónoma, Mercado Autónoma, y ​​los medios de comunicación Autónoma. También se tratan temas como la recuperación de la cultura, la lengua y las tradiciones locales en la alimentación y la agricultura, la salud y la ecología.

Las emisiones de radio a un radio de 25 kms que cubren alrededor de 100 aldeas y una población cercana a los 50.000 habitantes. Fue sorprendente escuchar que sangham Radio Sólo emisiones dos horas por día, aunque consiguieron una licencia 24/7. La razón de ello, es una política muy estricta con respecto a la utilización de oyentes de la radio: las mujeres, para las que se interponga el programa para, sólo se escuchan sangham Radio cuando se hacen con el trabajo, por lo que los programas se ejecutan de siete a nueve de la noche cuando han regresado de los campos después de un largo día de trabajo.

Gurgaon Qué Awaaz is a community-run platform in Gurgaon, a community located in the outskirts of New Delhi belonging to the district of Haryana. Its focus is on marginalised voices, mainly local villagers and migrant workers, specifically their culture, their key needs and their aspirations. In this way, Gurgaon Qué Awaaz trabaja en la creación de un ambiente de diálogo, el uso de la radio como medio de comunicación en esta metrópoli irregular.

La visión de esta radio comunitaria es trabajar hacia mejores opciones de medios de vida, un seguro de Gurgaon, un mejor ambiente escolar para los niños, el acceso a los servicios de salud para todos, independientemente de su situación económica y domicilio. Y, sobre todo, se trata de la comunicación de los intereses de las comunidades a los ciudadanos que viven dentro del rango de transmisión.

Última radio comunitaria que visitamos fue Radio Mewat. Se creó con el apoyo financiero de un programa de desarrollo de los medios de comunicación de la UNESCO y se ha convertido en un centro de comunicación importante en el distrito de Haryana. Ofrece programas en la educación, los medios de vida, la salud, la preservación del patrimonio y temas relacionados con el desarrollo local local. Esta radio comunitaria también trabaja en el campo del periodismo ciudadano. Radio Mewat cuenta con el apoyo de los órganos de gobierno locales y departamentos gubernamentales, cuyas campañas que promueve veces.

Además de gran diversidad en las raíces, los lugares, las comunidades y las filosofías individuales dentro de los CR de la India, todos ellos se enfrentan a dos retos principales. En primer lugar, es la falta de apoyo financiero que la sostenibilidad será de garantía de las organizaciones. La nueva concesión de una asignación de 7 minutos por hora de publicidad en lugar de los 5 minutos permitidos antes, no hace mucha diferencia a la situación financiera, como el director de Radio Mewat, Archana Kapoor, explained: “…in an area like Mewat, with small clusters of local shops and a few scattered markets, where would one find local advertisers? It is difficult to find up to three minutes of advertising, let alone seven. Larger corporate houses have little interest in the target audience Mewat offers, and even if they were interested I’m not sure an independent CR station ought to accept such advertising uncritically.”

And the second problem is that the Indian government does only allow news to be broadcast by state radio. As the content regulation for CR by the Ministry of Information and Broadcasting states: “The permission holder shall not broadcast any programmes which relate to news and current affairs and are otherwise political in nature.”
Obviously this regulation is limiting the content of radio broadcasting tremendously, especially if the government has never defined more precisely what the forbidden content would be. The ban on broadcast of news is currently under legal challenge in the Supreme Court of India with the argument that it places unreasonable restrictions on freedom of speech and expression guaranteed in the Constitution. Regardless of the decision, especially as long as it’s not made, the Indian CRs will have to find the strength and resources to pool their forces and use their national federations to exert pressure on the government to change this futile regulation to achieve their full potential as societal tool. International support would be a helpful and reasonable task for AMARC!