Conferencia Mundial de Libertad de Prensa (WPFC) tendrá lugar el 9 y 10 Diciembre 2020 en un nuevo, formato innovador, fusionar elementos digitales y en persona. Este WPFC celebrará conjuntamenteDía mundial de la libertad de prensa (3 Mayo) y laDía internacional para poner fin a la impunidad por crímenes contra periodistas (2 noviembre). La conferencia, copatrocinado por la UNESCO y el Reino de los Países Bajos, fue originalmente planeado para 22 a 24 Abril 2020. Debido a la actual pandemia de COVID-19, WPFC fue pospuesto más tarde a octubre 2020 pero tuvo que ser reprogramado una vez más.

Los diálogos reunirán a los participantes de todo el mundo para una reflexión global sobre la intersección de las múltiples crisis de COVID-19 con la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas.. Las discusiones resaltarán las contribuciones positivas de free, periodismo independiente y seguro para navegar la crisis, así como hacer un balance de los impactos negativos para el futuro de los medios.

Conferencia digital global

La conferencia de este año tiene como objetivo reunir digitalmente a la comunidad profesional de periodistas, empresas de medios, defensores de los derechos humanos, miembros del poder judicial (incluyendo jueces, abogados y fiscales) formuladores de políticas y ONG, y conectarlos a una gran audiencia global que puede participar activamente en línea.

WPFC 2020 será una conferencia altamente interactiva y participativa, fusionar elementos digitales y en persona. Con sesiones interactivas en vivo, discursos principales y actuaciones, personas de todo el mundo podrán participar en los momentos más convenientes para ellos. Las sesiones se transmitirán desde el Foro Mundial en La Haya y en muchos otros lugares del mundo..

Reuniones y redes

WPFC 2020 buscará asegurar la más alta calidad y variedad en las sesiones, que van desde debates y talk shows en vivo hasta presentaciones y mesas redondas interactivas. Los participantes interactuarán y discutirán los últimos temas en sesiones en vivo y se conectarán a través de chats de video y otros puntos de encuentro virtuales. En la parte superior de esta, los participantes también podrán explorar una amplia gama de otros contenidos, incluyendo exposiciones en línea, proyecciones de películas y videos.

Lea más sobre los temas y fechas de inscripción de la conferencia en elPreguntas frecuentes

ChequeSitio web de WPFC regularmente para todas las actualizaciones, detalles del programa, oradores y otras noticias.

También síguenos en las redes sociales:
– Twitter.com/unesconow
– YouTube.com/unesco
– Instagram.com/unesconow

#PressFreedom #EndImpunity

En este Día Mundial de la Libertad de Prensa, Las organizaciones que suscriben honran a quienes trabajan incansablemente para ayudar a mantener informado al público y exigen un sólido apoyo para el periodismo independiente.

Millones de personas en todo el mundo buscan personas confiables, basado en hechos, y periodismo sensible al género que puede ayudarlos a navegar el mayor desafío compartido de nuestra vida. La necesidad de información confiable nunca ha sido mayor y más urgente que durante esta pandemia. Acceso a tiempo, La información de alta calidad es imprescindible durante una crisis de salud global; Es uno de los pilares clave necesarios para frenar la propagación de este virus., mitigar sus impactos, y apuntalar las respuestas sociales colectivas. El periodismo es también el mejor antídoto para combatir la información errónea que está alimentando la pandemia.

Pero en este momento crucial, los medios independientes se enfrentan a un desafío existencial sin precedentes. Con la tormenta perfecta de desinformación y desinformación, represión de voces críticas en muchos países, e interrupción causada por la crisis COVID-19, La situación que enfrentan el periodismo y los medios de comunicación es grave. Los ingresos de estas instituciones están colapsando, y el financiamiento está disminuyendo justo cuando más lo necesitamos.

En respuesta a estos desafíos, nosotros, la libertad de prensa, desarrollo de medios, y comunidades de apoyo periodístico, están haciendo un llamamiento urgente a todos aquellos en posición de apoyar organizaciones de periodismo y medios independientes, especialmente aquellos que brindan información e informes profesionales y esenciales durante la crisis de COVID-19.

Hacemos un llamado a los gobiernos para:

  1. Respetar los derechos humanos fundamentales.: Respeto total, salvaguardia, y permitir los derechos a la libertad de prensa y libertad de expresión, Imperio de la ley, Acceso a la información, intimidad, y derechos digitales, y solo restringirlos como lo permitan las normas internacionales. No participe en prácticas que socaven esas libertades, en particular la vigilancia y el seguimiento de los periodistas y sus fuentes.. Las personas necesitan información independiente en la que puedan confiar, y las respuestas a esta crisis serán más efectivas y contarán con un mayor apoyo público si está sujeto a un escrutinio independiente, franqueza, y transparencia.
  2. Garantizar el acceso a la información.: Permita que los periodistas que cubren esta pandemia ejerzan su libertad para buscar, recibir, y comunicar información sin ser acosado, intimidado, o atacado. Considerar, donde corresponda, designando a periodistas y trabajadores de los medios como trabajadores clave o esenciales. Las autoridades responsables también deberían proporcionar a los periodistas información precisa sobre esta pandemia global y respuestas estatales a la misma., para facilitar aún más el derecho de los ciudadanos a acceder a la información. Esto incluye organizar conferencias de prensa abiertas para garantizar que todos los medios de comunicación tengan acceso a funcionarios públicos y otras fuentes de información..
  3. Liberar a periodistas encarcelados: Es crítico que cualquier estado que continúe criminalizando el periodismo, liberar a todos los periodistas encarcelados, incluidos los detenidos o condenados con el pretexto de prohibir la difamación o combatir el terrorismo, y no persigue tales casos durante la pandemia dado el riesgo adicional que representa la detención.

Sobre la sostenibilidad del periodismo de interés público.:

  1. Brindar apoyo financiero: Trabajar con el periodismo, medios de comunicación, y organizaciones de la sociedad civil para evaluar el daño que COVID-19 está causando al proporcionar información vital al público y la sostenibilidad del periodismo y las organizaciones de medios de comunicación.. Diseñar mecanismos apropiados para proporcionar urgentemente apoyo financiero a los medios que producen periodismo de interés público., permitiéndoles contratar o mantener reporteros, editores, y productores que cubren COVID-19 y temas relacionados, y llegar a audiencias desatendidas. Apoyo al periodismo local., salud, y los informes de investigación son especialmente importantes. Asegúrese de que este soporte sea justo y transparente, emprendido sin favoritismo, comprometer la independencia editorial, o distorsionando el mercado. Los ejemplos incluyen exenciones de IVA, reducción de impuestos, procesos de contratación pública simplificados, esquemas confiables de seguridad social para periodistas independientes y trabajadores de medios, emitir un estado fiscal sin fines de lucro para periodismo de interés público y organizaciones de medios, y otras formas de apoyo que pueden aliviar la presión financiera sobre las organizaciones de periodismo y los medios independientes..
  2. Asignar publicidad pública de manera justa: Continuar publicando y transmitiendo campañas de concientización de salud pública y anuncios de servicio público a través de publicidad.. Pero, como todos los usos de los fondos públicos, ser transparente, y evitar conflictos de intereses, como favorecer a sus aliados y seguidores.

Hacemos un llamado a los donantes y financiadores de periodismo y desarrollo de medios para:

  1. Aumentar la financiación y la flexibilidad.: Aumentar y distribuir fondos a organizaciones de periodismo y medios independientes., o a organizaciones mejor ubicadas para apoyar financieramente a medios independientes, especialmente en entornos con pocos recursos (aunque problemas similares afectan a los medios en todas partes). Considere aumentar el apoyo a beneficiarios existentes y organizaciones intermedias, y para aquellos con la capacidad y los sistemas para escalar rápidamente la subvención para el periodismo y los medios de comunicación. Además de ampliar la financiación de los medios de comunicación a través de sus instrumentos existentes, los donantes deben buscar establecer un fondo de emergencia para ayudar a los medios de comunicación de interés público a sobrevivir durante este tiempo de crisis, así como sentar las bases para una futura respuesta a la crisis. Los donantes deben coordinar y agrupar los recursos de emergencia para maximizar la eficiencia., agilidad, y priorización. También, asegurar que los representantes del periodismo y el sector de los medios, El apoyo al periodismo y las organizaciones de desarrollo de medios se incluyen en los sistemas de coordinación de ayuda establecidos por los donantes..
  2. Garantizar el respeto a la independencia editorial.: Los donantes que se centran en programas humanitarios y de salud pública deberían considerar la posibilidad de asignar apoyo a los medios locales que puedan participar con las comunidades necesitadas, y puede proporcionar formatos e idiomas apropiados para informar e involucrar a las comunidades. Tenga en cuenta que la financiación programática puede dar forma involuntaria a las agendas editoriales. Respete y comprenda el valor de la independencia editorial y tenga en cuenta las necesidades a largo plazo y la sostenibilidad de los medios que apoya.
  3. Incluir soporte de medios en la respuesta COVID-19: Reforzar su reconocimiento de la importancia de los medios y el periodismo para la información de calidad para todos los ciudadanos al posicionar firmemente el apoyo al sector dentro de la financiación general relacionada con COVID-19. Sin embargo, asegúrese de aprender las lecciones de las crisis anteriores y evite las trampas de concebir y brindar solo apoyo de los medios en el contexto de la comunicación de crisis de salud.
  4. Abordar las necesidades estructurales a largo plazo.: Planifique la asignación de recursos sustanciales al periodismo y al apoyo de los medios al diseñar sus programas y presupuestos para los próximos años.. La crisis es inmediata pero también sigue a una crisis a más largo plazo.. Busque aumentar y distribuir fondos básicos y flexibles a largo plazo, y asistencia para el desarrollo de capacidades, a organizaciones de periodismo y medios independientes, o a organizaciones mejor ubicadas para apoyar financieramente a medios independientes. Esto incluye aumentar el apoyo a los beneficiarios y organizaciones intermedias existentes., y extendiendo el apoyo a aquellos con la capacidad y los sistemas para ampliar la concesión de subvenciones a los medios de comunicación, como fondos agrupados o de emergencia, y el recientemente propuesto Fondo Internacional para Medios de Interés Público.

Hacemos un llamado al periodismo y las organizaciones de medios para:

  1. Garantizar que los trabajadores de los medios puedan realizar su trabajo de manera segura: Los empleados y autónomos deben tener equipo de protección., capacitación y pautas claras de seguridad. COVID-19 destaca la responsabilidad que las organizaciones de noticias tienen hacia todos los periodistas y trabajadores de los medios, pero también su deber hacia las personas sobre las que informamos. La seguridad es lo primero.
  2. Proteger los trabajos y adaptar los entornos de trabajo.: Trabajar con los sindicatos y otros para encontrar formas de evitar el despido de personal debido a la pérdida de ingresos.. Aproveche los esquemas de licencia donde existan y otro tipo de apoyo siempre que sea posible para evitar la pérdida de empleos.. Adapte las salas de redacción para permitir trabajar desde casa cuando sea posible, particularmente a medida que los gobiernos implementan protocolos de distanciamiento físico o de permanencia en el hogar. Las disposiciones deben tener en cuenta las implicaciones de género de estos nuevos entornos de trabajo.. Las mujeres son en gran medida las principales cuidadoras en sus propios hogares., y los más propensos a ser responsables de niños lactantes y ancianos enfermos, De casa a la escuela, o de forma aislada. Reconocer que trabajar desde casa, cubriendo historias de alto riesgo, o estar expuesto a una infección puede ser aislante y alienante. Como tal, trabajar para garantizar que los empleados y los trabajadores independientes tengan acceso a la salud mental o al apoyo psicosocial adecuado.
  3. Servir a su público: Siga preguntando cómo puede encontrar nuevas formas de ser relevante y útil para el público, así como para la respuesta general. Proporcionar orientación práctica junto con las noticias., y resaltar soluciones a desafíos y problemas. Estar en primera línea en la lucha contra la desinformación y la desinformación. Organice acciones colectivas y agrupe recursos si esa es la forma más efectiva de responder y perseverar. Este es un momento de colaboración., no competencia.
  4. Reconocer la diversidad.: Sirva a todas las secciones de su comunidad reconociendo que, mientras que COVID-19 afecta a todos, es particularmente devastador para las comunidades marginadas y está exagerando las desigualdades socioeconómicas (a menudo relacionado con el origen étnico y el género) que son anteriores a la pandemia. Deberíamos estar guiados por la evidencia y desafiar narrativas engañosas de que la crisis está afectando a la sociedad de igual manera. Asegúrese de que su periodismo incluya perspectivas y voces de mujeres y grupos marginados y que contrate periodistas de una variedad de diferentes antecedentes y especializaciones que puedan informar con precisión sobre cómo la enfermedad y las consecuencias económicas están afectando desproporcionadamente a las personas de color., clase obrera, inmigrante, y otras comunidades marginadas. Crear una base de datos de mujeres expertas en salud y expertos en economía para evitar el sesgo de género en el abastecimiento en los medios.

Hacemos un llamado a la tecnología, empresas de telecomunicaciones, e intermediarios de Internet para:

  1. Respetar los derechos fundamentales y digitales.: Garantizar y salvaguardar las libertades digitales fundamentales, incluyendo privacidad, protección de Datos, y ciberseguridad, y no participe en prácticas que socaven esas libertades, en particular la vigilancia y el seguimiento de los periodistas y sus fuentes. Haz todo lo posible para habilitar gratis, seguro, y espacios digitales seguros para periodistas, organizaciones de periodismo, y medios independientes.
  2. Remodelar algoritmos y prácticas de moderación: Asegúrese de que sus algoritmos y moderadores reconozcan fuentes de información creíbles, incluyendo independiente, medios confiables y organizaciones de periodismo. Evite la eliminación automática de contenido periodístico relacionado con COVID-19, particularmente por procesos algorítmicos. Tales derribos erosionan la capacidad del público para acceder a la información, y dañar el periodismo y las organizaciones de medios que luego deben dedicar recursos preciosos a resolver disputas relacionadas con el contenido que en su lugar podrían dirigirse a informar. Fortalecer los procedimientos de transparencia y notificación, así como agilizar los procedimientos de recurso y recurso..
  3. Administre la tecnología Blacklist de manera responsable: Trabaje con los anunciantes para detener el uso de la tecnología de listas negras para impedir que aparezcan anuncios junto al periodismo creíble y las noticias en los medios de comunicación que mencionan la pandemia COVID-19 y otros problemas sociales y de salud críticos..
  4. Apoyar el periodismo: Donde corresponda, iniciar o aumentar la financiación de independientes, periodismo de interés público, comprobación de hechos, y otras medidas para contrarrestar la desinformación y la desinformación, así como agilizar las subvenciones para priorizar los medios de información y noticias que trabajan para abordar la crisis de salud mundial.
  5. Invertir incentivos comerciales que discriminen contra el periodismo.: Crear mecanismos para verificar actores creíbles en línea, e invertir los incentivos existentes para permitir a los medios monetizar el periodismo de interés público y el contenido de alta calidad. Considere cambios fundamentales en las políticas, como invertir más en identificar y desmonetizar actores maliciosos, y evitar que los actores maliciosos utilicen anuncios digitales y programáticos para financiar la difusión de desinformación y desinformación.
  6. Brinde acceso a Internet a todos: Priorizar el mantenimiento de la accesibilidad y conectividad a Internet, y promover el derecho de acceso a la información. Como tal, Instamos a los proveedores de telecomunicaciones a reducir el costo de la conectividad a Internet, especialmente en los mercados emergentes y en desarrollo y las comunidades de bajos ingresos, para permitir a los usuarios acceder a noticias e información independientemente de su situación económica., así como permitir que los periodistas puedan trabajar desde casa.

Hacemos un llamado a los anunciantes para:

  1. Gestionar responsablemente la tecnología de lista negra: Trabaje con compañías de medios y agencias de publicidad para encontrar soluciones a la lista negra de COVID-19 u otro contenido relacionado con informes de noticias, y deje de usar la tecnología de la lista negra para impedir que aparezcan anuncios junto al periodismo creíble y las noticias en los medios de comunicación que mencionan la pandemia COVID-19 y otros problemas sociales y de salud críticos en línea. Esto está en línea con nuestro llamado similar a plataformas tecnológicas y compañías de telecomunicaciones. (ver 4.3 encima).
  2. Cambia cómo mides y valoras el compromiso: Construya su reputación de marca a largo plazo alejándose de la programación, publicidad dirigida por clic / vista y / o dirigida por cookies. El periodismo ofrece valor a las marcas más allá del tráfico y ofrece un entorno seguro para la exposición de la marca y el impacto comercial y social..
  3. Anuncie a través de medios confiables: Haga que sea una política incluir tantos medios periodísticos de calidad, particularmente a nivel local, como sea posible en su gasto en publicidad digital. Trabajar con United para noticias, La Iniciativa de Confianza del Periodismo, o asociaciones locales de periodismo en cada mercado para agregar reputación, medios locales de noticias a sus listas de inclusión de publicidad. Incremente las relaciones existentes de publicidad directa con medios de calidad, y revise sus "listas de bloqueo" programáticas para desarrollar un enfoque más sutil a las preocupaciones de seguridad de su marca, asegurando que no bloquee las noticias por completo. Este es un momento para apoyar a los medios más allá de los intereses e imperativos comerciales.

Y finalmente, a personas de todas partes que leen, reloj, escuche servicios de noticias confiables, grandes y pequeños, local e internacional, impresión, digital, o transmitido: 

Te pedimos que contribuyas, tanto como puedas, al suscriptor y al periodismo basado en membresía y a los medios de comunicación que lees, reloj, o escuche regularmente o cualquier organización de noticias sin fines de lucro en quien también confíe para estar informado durante esta crisis de salud global. La recopilación de noticias es difícil y costosa en tiempos normales, y ahora es aún más difícil y costoso. Sabemos que es un momento difícil para solicitar este tipo de apoyo.. La pandemia ha dejado a decenas de millones de personas sin ingresos en un momento de gran necesidad de refugio seguro., sustento, y, para muchos, tratamiento médico. Pagar por las noticias puede parecer un lujo inasequible en este momento, pero necesitamos estos periodistas y servicios de noticias más que nunca, y ellos nos necesitan a nosotros.

Un agradecimiento especial a GFMD – Foro global para el desarrollo de medios por el trabajo en la apelación. La lista actualizada de firmantes se puede encontrar aquí y el comunicado de prensa aquí.

Si desea unirse a la apelación de emergencia, utilice el siguiente formulario

La UNESCO busca nominaciones para el Premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO / Guillermo Cano 2020.

Este premio fue establecido por la Junta Ejecutiva de la UNESCO, en 1997, en honor a Guillermo Cano, periodista colombiano que murió en el ejercicio de su profesión. Su propósito es premiar cada año a una persona, Organización o institución que ha hecho una contribución notable a la defensa y / o promoción de la libertad de prensa en cualquier parte del mundo., especialmente si los riesgos han estado involucrados.

Otorgado anualmente, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 Mayo), el premio está marcado por una ceremonia y el ganador recibe una suma de US $ 25,000. En 2020, el premio está programado para ser otorgado el 23 Abril.

AMARC Europa invitó a Damian Loreti (Junta AMARC Internacional) to reflect on this year’s Prensa UNESCO Libertad Día topic: "Medios para la democracia: Journalism and Elections in Times of Disinformation”

En 2016 el Diccionario de Oxford eligió el término “posterior a la verdad” como la palabra del año, in a context in which the incessant circulation of information mediated by social networks today has put us in front of the need to discern between exact news , inaccurate, true or false (fake news).

In many cases we talk about specially developed information (or content) aimed at carefully developed user profiles, based on the non-consensual use of personal data (interests, friends, schedules, cultural consumption, etcétera). These are forms of communication assisted by filters based on algorithms or artificial intelligence that process huge volumes of data and can self-perfect their performances (machine learning), initially to publicize products. Digital platforms, initially unaware of the information/opinion/entertainment relationship, have begun to worry and put in place measures to mitigate what they will consider as manipulation. For this they decided to appeal in some cases to third instances of verification. Although it is not the central motive of this collaboration, it would also be necessary to meditate on who verifies the verifiers because the complaints of those contracted by these companies are already public due to pressures of a different nature.

Damian Loreti received a PHD in Information Sciences from the Univ. Complutense de Madrid and is lawyer and lecturer with focus on freedom of information at the Communication Department of the Universidad de Buenos Aires.

The incidence of false or not entirely true news, it is supposed, had affected the result of cardinal political processes for the world reality as the election of Donald Trump for the presidency of the USA, the referendum for the departure of Great Britain from the European Union (Brexit) or the plebiscite for the peace agreement between the Colombian government and the FARC and the presidential election in Brazil. Sin embargo, not everything is the same.

When we speak of post-truth, according to Oxford, we refer tocircumstances in which objective facts have less influence on the formation of public opinion than appeals to emotion and personal belief”. That is, the reinforcement of a certain ideological perspective through emotional elements or rather a kind ofto each one what each one wants to hear”. In some cases, with inaccuracies, credibility, exaggerations or, in other cases, with smooth and plain fallacies. It would be, in some way, the non-relation between a proposition that is presented as legitimate and the facts to which it refers.

Por otra parte, the fake news appear as news, cuentos, images or any type of falsified contents with a certain intentionality. That means putting into circulation with a deliberate objective of advocacy in the public sphere. This is not entirely new. En 1898, American press tycoon William Randolph Hearst sent the cartoonist Frederic Remington, who telegraphed his boss from Havana saying: “Nothing special. All is calm. There will be no war. I would like to go back”. Hearst’s strict response was: “Provide drawings, I will provide the war”. The subsequent putting into circulation of images and information that sought to act on feelings pushed the war. Thirty years later, in a similar way, but with innocent entertainment objectives, Orson Welles staged another war. Through the antennas of the Columbia Broadcasting System, a fictional extraterrestrial invasion was broadcast inThe War of the Worldsbut narrated with the construction tools of informative verisimilitude of the moment, which motivated enormous signs of panic in the streets of New York.

The discussion around the truthfulness of the information, the manipulation of data and information and the proliferation of rumors with the purpose of influencing the formation of public opinion, overturning electoral results or generating alterations in the markets goes back, as we said, much more beyond the emergence of social networks.

Rather, it presents itself as an inherent challenge to the shaping of the public sphere and to the role of the mass media in the construction of stereotypes, consensual ideas and stigmatization around dissent in contemporary democracies.

This context poses new challenges for community media. Especially in countries that have become refractory to participation as the soul of democracy, to “memory, truth and justice” policies related to human rights violations or even to the events of the wars that have taken place. But the challenges to be faced are no more serious than fighting for the consolidation of the sector in times (past and present) of persecution and dictatorships and autocracies.

The closeness with our audiences puts us in a place. Being close to our audiences puts us in a privileged place to be those whoas alwayshave to contribute to the right to communication and, above all, to have accurate information. This concept, which has generated great debates about its implications and consequences, is not a purely legal concept that has been debated.

Community radios do not need laws or regulations, and less we do not need Truth Ministries for verifying how truthful and accurate we are. When we are persecuted the reason is not based on saying falsehoods. The reason is our consistent and obstinate search for truth. Truth committed to the values ​​of peoples, derechos humanos, democracy and social justice.

The new context forces us to be more imaginative in terms of alliances and incorporation of technologies. Not to change principles. The creation of community networks that face the monopolies of infrastructure are an example among many.

Our reason for beingwe said in the “14 Principles” – is to promote social development, derechos humanos, cultural and linguistic diversity and the plurality of information and opinions, democratic values ​​and the satisfaction of social communication and peaceful coexistence. how to guarantee access and participation of all races, ethnicities, genders, sexual and religious orientations.

The experiences teach that the owners of the platforms do not usually believe in this and that they also censor. But the censorships fall over the most vulnerable. That is why it is time to ratify our beliefs and principles. By whatever means.

WPFD2015Montreal, Abril 30, 2015. En ocasión de Día mundial de la libertad de prensa 2015, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) lanza su programa internacional de protección legal y defensa global para el sector de medios comunitarios. A pesar de los grandes avances regulatorios del movimiento de medios comunitarios a nivel internacional, a nivel nacional, la falta de marcos legales claros, o su completa ausencia, sigue siendo un impedimento para el pleno desarrollo del sector de medios comunitarios como un espacio público para el diálogo y el debate..

Recientemente, esta dicotomía se convirtió en evidencia. En 2014, Radio Estéreo Luz and Radio La Voz de Sonora, ubicado en el departamento occidental de Quiché, Guatemala, han sido apagados y sus equipos han sido incautados. En Egipto, Radio por Internet Horytna fue perseguida recientemente por transmisión ilegal de internet. En abril 2015, en Mexico, Abel Manuel Bautista Raymundo, fundador y director de Radio Espacio 96.1 FM en Juxtlahuaca, Estado de Oaxaca, fue asesinado. En Suecia, las radios comerciales todavía funcionan en frecuencias de radio comunitarias. Esto indica que las licencias de radio comunitaria se están convirtiendo en menos un recurso para las asociaciones sin fines de lucro y más una oportunidad para los operadores comerciales que pueden eludir el sector de radio comercial formal y sus responsabilidades oficiales., incluyendo tarifas de concesión al gobierno.

Estos ejemplos recientes muestran la necesidad de un Programa legal internacional para radios comunitarias. "Con este programa - comentó Francesco Diasio, Secretario General de AMARC: queremos abordar los problemas legales relacionados con los organismos de radiodifusión comunitarios con un enfoque proactivo y reactivo. El primer enfoque fomentará y mejorará el trabajo de políticas que se realizará con otras organizaciones de la sociedad civil y formuladores de políticas para garantizar que la planificación de frecuencias, normas técnicas para telecomunicaciones y radio., y los recursos para el desarrollo están dando una alta prioridad a las necesidades de la sociedad civil. Por otra parte, La creación de una oficina legal apoyará al sector de medios comunitarios bajo la perspectiva de acceso (nuevas emisoras) y defensa (emisoras en peligro)."

Las radios comunitarias son actores de primera línea en la defensa del derecho a comunicarse. Siguen siendo los garantes del pluralismo., defensores de la libertad de información e intercambio de ideas. Su contribución es crucial para el ejercicio de la libertad de expresión y la libertad de prensa..